Crónica de un chile anunciado

Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterEmail to someone
Esta es la crónica de como no siempre todo va bien cuando haces una receta.
Hoy: Tomas falsas en Pasar del aire. Con lo que esta receta es doble: Como debería hacerse y salió mal, y cómo después, con las prisas, se hizo la versión abreviada y salió espectacular.
Chile como debería hacerse
  • 300 g de alubias rojas o pintas (no vamos a ser racistas) secas.
  • 3 pimientos rojos hermosotes.
  • 2 cebollas grandes.
  • 1 cucharadita de carne de ñora o pimiento choricero
  • 400 g tomate natural triturado
  • 400 g carne de ternera picada
  • Cayenas (al gusto)
  • 1/2 cucharadita de comino molido.
  • Sal, aceite de oliva.
Al lío
  1. Remojar las alubias en agua el día anterior. Ya sabéis, agua fría, el doble de agua que legumbre.
  2. A las 24 horas, habiendo doblado de volumen, limpiar con agua fría.
  3. Trocear las cebollas. Como en casa nos gusta, la cebolla la corto en gajos, para que aparezca después.
  4. Rehogar la cebolla en aceite. 
  5. Cuando esté transparente, añadir 2 de los pimientos cortados en juliana. 
  6. Seguir friendo hasta que se ablande el pimiento. 
  7. Añadir las cayenas. Yo puse 2 pequeñas que le dieron el punto necesario para que la gente que nota mucho el picante no se quejara, pero algo había.
  8. Con el pimiento restante, a trozos en la picadora o batidora y reducir a puré. Mezclar con el tomate natural y el pimiento choricero. Añadir la mezcla al sofrito.
  9. Añadir el comino. Y ahora, paciencia. Mínimo 25 minutos de chup-chup. Yo lo tuve cerca de una hora.
  10. Capturar las cayenas si estimamos a la gente con la que vamos a comer.
  11. Cuando esto está ya un poco más espeso, ponemos las alubias. Si está muy, muy espeso, un poquito de agua. Y chup-chup otra vez. Unas 2 a 3 horas, pero hay que ir probando para que no se hagan en exceso. 
  12. Ajustar de sal. Poner la carne picada en el guiso. Remover. 
  13. En pocos minutos, a servir.
Indicaciones
  • Lo que falló fueron las alubias. Aproveché unas alubias pintas que tenía en un bote. Y resultaron estar muy secas y muy duras. Tras el remojo, crecieron lo suficiente (algo menos del doble), pero tras tres horas de cocción, mediando una adición de caldo, seguían igual de duras. Así que cocieron otras dos horas más, y nada. Un último intento de tres horas no consiguió ablandarlas. Antes de despreciarlas totalmente, las pasé por la olla a presión. Tras una hora y un pequeño incidente al quemarse ligeramente el fondo del guiso y mantener la consistencia las alubias, las di por perdidas.
  • El tema de la carne, es variable. Puede ponerse al principio, al rehogar. Pero si tienes el guiso muchas horas al fuego corres el riesgo de que se deshaga demasiado y se pierda en el guiso. Como me gusta notar la carne en el guiso, la pongo hacia el final, ya que al estar picada no corres el riesgo de que quede dura.
  • El puré de pimiento… no sé de dónde lo he sacado, pero me gusta el acabado que le da al chile. Todas las recetas que he visto ponen el pimiento a trozos y con la cocción confían en que se vaya incorporando al espesor del tomate. Probad lo que os vaya mejor.
Chile abreviado
  • 600 g de alubias rojas o pintas hervidas (de tarro de cristal, como un par).
  • 3 pimientos rojos hermosotes.
  • 2 cebollas grandes.
  • 1 cucharadita de carne de ñora o pimiento choricero
  • 400 g tomate natural triturado
  • 400 g carne de ternera picada
  • Cayenas (al gusto)
  • 1/2 cucharadita de comino molido.
  • Sal, aceite de oliva.
 Al lío
  1. Trocear las cebollas. Como en casa nos gusta, la cebolla la corto en gajos, para que aparezca después.
  2. Rehogar la cebolla en aceite. 
  3. Cuando esté transparente, añadir 2 de los pimientos cortados en juliana. 
  4. Seguir friendo hasta que se ablande el pimiento. 
  5. Añadir las cayenas. Yo puse 2 pequeñas que le dieron el punto necesario para que la gente que nota mucho el picante no se quejara, pero algo había.
  6. Cuando el pimiento esté blando, añadir la carne picada. Remover y que coja un poco de color.
  7. Con el pimiento restante, a trozos en la picadora o batidora y reducir a puré. Mezclar con el tomate natural y el pimiento choricero. Añadir la mezcla al sofrito.
  8. Añadir el comino. Y ahora, paciencia. Mínimo 25 minutos de chup-chup. Yo lo tuve cerca de una hora.
  9. Capturar las cayenas si estimamos a la gente con la que vamos a comer.
  10. Cuando esto está ya un poco más espeso, ponemos las alubias. Como ya están cocidas, no necesitan mucho rato. En 5 o 10 minutos, listo.
  11. Ajustar de sal y servir.
Indicaciones
  • Esta salió buena. Se puede guardar de un día para otro sin merma.
  • Mezclar con nata agria para comer es una buena idea.
  • Se puede acompañar de una arroz blanco o pilaf.
Progreso
Sofrito de cebolla
Los señores pimientos
El que pasamos a puré
Resultado final
Empezamos la cocción del tomate y el pimiento
Ponemos las alubias
Hacia el final

¡A vuestra salud!
Safe Creative #1111290622762

Podría gustarte también...

1 respuesta

  1. Graci dice:

    Qué fuerte lo de estas alubias! Qué duras! Pero si, tienes razón, de los errores se aprende. Y que me hayas traído a esta receta es una señal para mí pq llevo tiempo detrás de hacerlo!! bs y gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *