Tortilla de patata con cebolla ¡Ni más, ni menos!

Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterEmail to someone

Atentos todos porque estamos ante un clásico que sigue en vigor. De lo mejorcito de la cocina. No vamos a entrar en la disquisición de cebolla sí, cebolla no. Esta lleva cebolla. Punto.

Ingredientes

  • 3 patatas grandes 
  • 2 cebollas medianas
  • 5 huevos
  • 3 ajos tiernos (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Consideraciones sobre los ingredientes

  • Los ajos tiernos han sido una prueba. Y no sale mal.
  • La receta es la misma para la tortilla de patatas con o sin cebolla, pero con cebolla quedará un poco más jugosa y con un ligero sabor a cebolla frita, pero hay quien la prefiere sin cebolla. Opciones, opciones.

Al lío

  1. Se pelan y lavan bien las patatas y las cebollas. 
  2. Cortar las patatas en trozos de 2 x 2 cm aproximadamente y la cebolla en trozos como de 1cm.
  3. Se pone a calentar una sartén grande con bastante aceite (tiene que cubrir, o casi, las patatas) a fuego fuerte.
  4. Cuando el aceite esté caliente tirar la cebolla y dejar freír un par de minutos, a continuación echar las patatas y un pellizco bueno de sal.
  5. Dejar feír a fuego fuerte unos cinco minutos, pero removiendo de vez en cuando para que no se queme la patata.
  6. A continuación, bajar a fuego medio y tapar la sartén, controlando la cocción para que no se queme.
  7. Cuando las aristas de las patatas empiecen a redondearse es el momento de bajar a fuego lento y dejar cociendo hasta que las patatas estén blanditas y se puedan cortar fácilmente con la espumadera.
  8. Sacar y escurrir el aceite sobrante.
  9. Se baten bien los huevos y se añade sal (este es el momento de ajustar). 
  10. Se añade la patata y la cebolla y se remueve bien. La mezcla debe ser bastante jugosa, si se ve espesa se puede poner más huevo batido. Si se quiere se puede trocear un poco más la patata con la espumadera para que los trozos sean algo más pequeños.
  11. Se pone al fuego una sartén un poco más pequeña que la anterior y que esté en buenas condiciones (es fundamental para conseguir una tortilla y no un revuelto), se añade un poco de aceite, lo justo para pintar el fondo.
  12. Cuando se haya calentado un poco tiramos la mezcla de huevo y patata, que tendrá que cubrir de forma homogénea el fondo de la sartén.
  13. Si se hace con fuego fuerte se hará rápidamente por fuera pero quedará más líquida por dentro, hay quien la prefiere así. En cambio, si se hace a fuego lento se cocerá tanto por dentro como por fuera. En ambos casos se procederá a voltear cuando los bordes estén cuajados. Si se prefiere cocida por dentro habrá que esperar a ver salir alguna burbujita por el centro con el borde cuajado. 
  14. Voltear la tortillas es delicado ya que, por un lado, la sartén con la mezcla pesa y quema, y, por otro, el plato que se utiliza para voltear puede resbalar y es fácil encontrarse con una tortilla a medio cocer en el suelo o en el fregadero. Por tanto, hay que realizar el procedimiento con decisión y seguridad, utilizando si es preciso algún trapo de cocina para no quemarse y, a ser posible, sobre una superficie que permita recuperar la tortilla en caso de accidente.
  15. Una vez se haya conseguido voltear la tortilla y esté sobre el plato, con la cara ya cocida arriba, la depositaremos con suavidad sobre la sartén, ayudándonos con una espumadera si fuera necesario.
  16. La segunda cara se cuece más rápidamente que la primera, así que no hay que confiarse. En cualquier caso ahora será mucho más fácil de manejar y no se corre el riesgo de que resbale tanto, de manera que se puede voltear tantas veces como se quiera para conseguir el punto deseado.
  17. A servir.

Indicaciones

  • Se puede servir acompañado de pan, mayonesa, tomate rallado, alioli, anchoas, etc…
  • Se ha indicado cortar las patatas en cubos. Hay quien prefiere chascarlas para que cojan un poco más de aceite y queden más blanditas.
  • Es muy importante la sarten en el cuajado de la tortilla. Su antiadherente debe ser de toda confianza. Si no lo és, más vale pasarse de aceite y cuajar la con poco fuego, para evitar que se pegue. Aún así, la operación será delicada.

 Progreso

Ingredientes
Fritura
Escurrido
Mezcla
Cuajado
Vuelta
Acabado

¡A vuestra salud!

Podría gustarte también...

2 respuestas

  1. Susana hace, con diferencia, las mejores tortillas de patata que he probado.

  2. galletanas dice:

    que rica, con la pereza que me da a mi hacer una tortilla de patata !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *