Penne rigate alla xistorra e i fiori di Tête de Moine

Lo que vienen a ser macarrones con tomate y queso.
Que no es moco de pavo. Es un plato que ocupa un puesto entre los dos platos que más me gustan (no acabo de decidir si el primero son los macarrones con tomate o la ensalada de arroz).
En realidad, esto no son macarrones con tomate. Tomate tienen poco, pero sirve de medio a la xistorra.
¿Y eso del tête de moine? Pues es un queso Suizo, que se ralla con un rallador especial que raspa la superficie del queso, levantando finas capas que se arrugan, creando unas flores como claveles. Finos y mantecosos, aunque el queso es fuertecillo.
Ingredientes
  • 200 g de penne rigate
  • 1 sarta de xistorra (sobre 250 g)
  • 1 cebolla
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • Aceite de oliva, sal
  • Queso tête de moine
Consideraciones sobre los ingredientes
  • Penne rigate, es decir, macarrones de esos que son ralladitos. ¿Por qué ralladitos? Porque la salsa mete en las rallitas y son más sabrosos.
  •  No seáis mojigatos con la xistorra. Una buena xistorra para dos personas. No son macarrones con tomates al uso. El tomate sólo servirá para ligar un poco la salsa. El sabor lo aportará la xistorra.
  • ¿Ajo en polvo? ¿Por qué no usas ajo normal? Por variar, por usar otro tipo de producto, porque no repite tanto. Experimentad.
Al lío
  1. En una sartén, con un poco de aceite (no mucho, que la xistorra ya soltará lo suyo), rehogar la cebolla cortada en macedonia.
  2. Cuando tranparente, añadir la xistorra cortada en trozos de 2 o 3 cm y saltear.
  3. Salpimentar y añadir el ajo en polvo y la salsa de tomate.
  4. Dejar calentar el conjunto unos 5 minutos.
  5. ¿Ya casi está la salsa? Porque la salsa espera a la pasta. En un par de litros de agua con unos 20 g de sal, hervir los macarrones hasta que estén a vuestro gusto de hechos.
  6. Pescar los macarrones, escurrir y poner en la salsa inmediatamente.
  7. Mientras se hacen los macarrones, sacamos algunas flores de tête de moine, para poner sobre los macarrones. 

Indicaciones

  • Las flores, que sean de las sencillas. Así se fundirá un poco al ponerlo sobre los macarrones calientes.
  • ¿Tanta agua para hervir la pasta? Sí, es importante. La pasta rebaja la temperatura del agua al ponerla. Hay que intentar que sea lo mínimo, para recuperar el hervor lo más rápido posible. Si no tenéis tan gran perol y os veis obligados a hervir la pasta con menos agua, procurad usar el fuego más potente y en cuanto recupere el hervor, removed para evitar que se peguen.
  • ¿Ponemos aceite en el agua? Una pregunta controvertida. Hay quien dice que ayuda a que no se pegue la pasta cuando tienes poca agua para la cantidad de pasta. Hay quien dice que la pasta no se pega porque se crea una película de aceite sobre la pasta, que hace que la pasta no absorba toda el agua necesaria y después no absorba la salsa. Yo prefiero remover si me falta agua (no todos tienen peroles con capacidad para 5 o 6 l de agua para hacer pasta para 4 ó 5 personas) que añadir aceite.
  • ¿La salsa espera a la pasta, nunca al revés? Habréis visto muchas veces que la pasta se cuece y después se pone en agua fría (para cortar la cocción), añadiendo un poco de aceite o mantequilla (para evitar que se pegue) a la espera de ser utilizada. Si teneis problemas de logística, puede ser una manera, pero no es la que mejor resultados os va a dar. Es mucho mejor dejar la pasta un punto cruda, «pescarla» del perol de cocción (con lo que la escurres) y pasarla directamente al recipiente de la salsa. La pasta, todavía caliente, tenderá a absorber algo de líquido más. Y ese líquido lo aportará la salsa, con lo que la pasta quedará más sabrosa.
Progreso
Cebolla cortada en macedonia
Rehogamos la cebolla
La xistorra cortada
Salteamos la xistorra
Añadimos la salsa de tomate
Empezamos hacer la flor
Vamos girando
Un poco más
Una flor simple. Si sigues girando puedes hacer una especie de claveles
Sencilla y fina. Perfecto para fundir.

¡A vuestra salud!

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. Vino y Miel dice:

    Qué ricos que quedan con la chistorra, y si encima le añades el queso que has utilizado, ya tienen que estar de vicio.

    Un abrazo.

  2. Una delicia de sitio…me quedo por aqui sin duda. bss Acaramelada

  3. Elena dice:

    Javier… Soy una gran defensora de los macarrones con tomate y queso. En mi casa, siempre llevaban además chorizo y jamón. Pero a la chistorra, tampoco le hago ascos… Besos ;o))

  4. Apicius dice:

    Francamente una preparación deliciosa la que presenta hoy.
    Conozco ese raspador y lo he utilizado en más de una ocasión en los eventos populares de Slow Food, que solemos hacer unas clavelinas que las acompañamos con unas gotas de miel. Lo único que tiene el aparatejo que es un poco caro.
    Saludos

  5. Los macarrones con tomate son para mi todo un plato lleno de recuerdos, desde los que hacía mi madre, los que yo hacía con chorizo para los amigos y ahora los que hago un poco mas elaborados dandole como tu algo de clase con algún ingrediente. Me ha llamado la atención ese artilugio para cortar queso, es que soy muy friki de los cacharros. Las consideraciones de los ingredientes realmente buenas. Un saludo.

Responder a Vino y Miel Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *