Fujibrownies, brownioticonos y otras lindezas

Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterEmail to someone
Unos brownies siempre vienen bien. Queríamos probar un montón de moldes que nos han regalado (¡Gracias, Monique!). De la conjunción de estas dos circunstancias, aparecen estos bocaditos. Así que pequeños brownies basándonos en la receta de quien nos regaló los moldes.

Ingredientes

  • 250 g de mantequilla
  • 300 g chocolate negro en pastilla
  • Tres huevos enteros grandes (unos 200 g)
  • 250 g de azúcar
  • 120 g de harina
  • Azúcar glass, mermelada de naranja y gotas de chocolate para la decoración
Consideraciones sobre los ingredientes
  • Hemos utilizado chocolate de 52% de contenido de cacao.
Al lío
  1. Precalentar el horno a 150º.
  2. Montar la mantequilla en pomada y mezclar bien con la cobertura de chocolate fundido.
  3. Montar los huevos con el azúcar con las varillas de la batidora.
  4. Verter el chocolate y mantequilla, mezclar y añadir poco a poco la harina y un pellizco de sal.
  5. Rellenar los moldes.
  6. Hornear unos 15 minutos.
Indicaciones
  • Lo del tiempo del horno es muy relativo. Yo los saco cuando la masa sube y la corteza que se forma en la parte de arriba se seca y se empieza a agrietar. Siempre salen blanditos y hay que dejarlos enfriar.

Decoración

Para los Fujibrownies
  1. Molde de pirámide truncada, con la cumbre espolvoreada con azúcar glass.
Para los brownioticonos
  1. Molde de semiesfera.
  2. En una cartulina, dibujar y recortar los ojos y la boca (se pueden hacer varias expresiones).
  3. Espolvorear con azñucar glass.
Para los montaditos de naranja
  1. Molde de tartaleta.
  2. Cubrir con mermelada de naranja y una gota de chocolate.
Progreso
Harina
Huevos
Azúcar (terrones azúcar moreno molidos, no teníamos otro)
Masa del brownie
Horneado de las pirámides truncadas
Horneado de semiesferas
Desmoldado
Decoración de los Fujibrownies
Brownioticonos (cartulina recortada con la forma y espolvoreado)
Montaditos con mermelada de naranja casera y gotas de chocolate (formas de tartaleta invertida)
¡A vuestra salud!

Podría gustarte también...

2 respuestas

  1. Erpiolin dice:

    Que tiempos aquellos en los que podía comer brownis Monique sin remordimientos… me conformaré con deleitarme la vista y embriagarme con el recuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *