Falsa musaca de chipirones y jamón

Esto tenía que ser una lasaña, pero cuando revisé el cajón no encontré la cajita de placas de pasta que creía que tenía. Ya no me daba tiempo a preparar pasta, pero en la nevera había una berenjena, así que de lasaña pasó a musaca (o moussaka?).
¿Falsa? Bueno, no lleva lo normal. Vamos, a lo que estamos acostumbrados.
Por lo que parece, la musaca tiene una composición muy variable, con un factor común: la berenjena. La más conocida por aquí es de origen griego incluye la berenjena, carne de cordero picada y bechamel.
En mi particular cruzada contra la bechamel, me la he saltado a la torera y esta vez he recurrido a la nata. Y a unas gambitas, porque yo lo valgo.
Ingredientes (para 2 personas, plato única)
  • 400 g de chipirones limpios
  • 400 g de gambas peladas
  • 100 g de jamón serrano cortado en taquitos
  • 200 ml de nata para cocinar (18% MG)
  • 1 berenjena
  • 2 cebollas grandes
  • 2 cucharadas de tomate triturado
  • Queso rallado para gratinar
  • 1 chorrito de brandy
  • Aceite de oliva, sal, pimienta
Consideraciones sobre los ingredientes
  • Utilicé chipironcitos pequeños, de estos que se usan para puntilla. Son más laboriosos de limpiar. Si son más grandes, más fáciles de limpiar, pero hay que trocearlos en trocitos pequeños.
Al lío
  1. Limpiar y trocear los chipirones en trozos de 1 cm.
  2. Pelar y cortar 1 de las cebollas en macedonia.
  3. En una sartén, poner un poco de aceite a calentar y poner a sofreír la cebolla sin salar (luego pondremos el jamón y …).
  4. Cuando empiece a transparentar, añadir el jamón.
  5. Un par de vuletecillas en la sartén y añadir los chipirones.
  6. En unos 4 o 5 minutos, los chipirones se han vuelto blancos. Añadir el chorrito de brandy y dejar evaporar el alcohol.
  7. Añadir el tomate triturado y bajar el fuego para que burbujee durante unos 30 minutos.
  8. Mientras, pelar y cortar en macedonia la otra cebolla.
  9. En otra sartén, con un pelín de aceite, poner a sofreír la cebolla con un poco de sal.
  10. Cuando la cebolla claree, añadir las gambitas y sofreír hasta que estén blancas (no mucha, recuerda el jamón).
  11. Añadir 100 ml de nata y remover a baja temperatura para que espese un poco. Mantener caliente.
  12. ¿Ya han pasado los 30 minutos de la otra parte? Añadir los 100 ml de nata restantes, remover y mantener caliente a fuego muy bajo, removiendo de vez en cuando.
  13. Limpiar la berenjena.
  14. Cortar en diagonal para poder obtener finas lonchas lo más grandes posible.
  15. Sacar lonchas de berenjena, bien con mandolina (si disponéis de ella) bien a cuchillo. Las lonchas deberán ser muy finas (< 4 mm de espesor), sino quedarán poco hechas en el horno.
  16. Precalentar el horno a 220 ºC, arriba y abajo.
  17. En el fondo de una fuente para horno, disponer algunas lonchas de berenjena para cubrir el fondo.
  18. Sobre esta capa, disponer una capa de la mezcla de chipirones y jamón con su salsa.
  19. Cubrir con una capa de lonchas de berenjena.
  20. Sobre esta capa, disponer una nueva capa de la mezcla de chipirones y jamón con su salsa.
  21. Cubrir finalmente con una capa de berenjena.
  22. Sobre esta última capa,  volcar la salsa de nata con las gambas.
  23. Cubrir generosamente con el queso rallado.
  24. Bajar la temperatura del horno a 200 ºC y meter la fuente, lejos de la parte superior para evitar que se queme el queso.
  25. Hornear unos 20 minutos. Si el queso no llegara a gratinarse, lo acercamos a la parte superior los últimos 2 minutos.
  26. Servir calentito.
Indicaciones
  • Lo hemos hecho con la berenjena cruda. Si está muy fuerte o no queremos tenerlo tanto rato en el horno, las lonchas se pueden enharinar y freír en aceite de oliva muy caliente antes de disponer en la fuente. De esta forma no tienen por qué cocerse en el horno y con unos 5 minutos de gratinador para que dore el queso, sería suficiente. No lo hemos hecho así para rebajar la cantidad de grasa que aporta el plato, haciéndolo un poco más ligh.
  • A mi me salieron 3 capas de berenjena, con dos intermedias de chipirones en una fuente de 25×25 cm. Se pueden hacer más capas si vuestra fuente es más pequeña.

Progreso

Los taquitos de jamón
La cebolla cortada
Sofrito de cebolla
Con el jamón y los chipirones, evaporando
Berenjena cortada en diagonal
Iniciando el sofrito de las gambas
Las capas ya montadas en la fuente de horno
Con las gambas y la nata

 ¡A vuestra salud!

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. Marga dice:

    ¿qué quieres que te diga? muchas veces de una falta !!!uy que desastre pensé que tenía!! salen recetas mucho más interesantes, bss

  2. marijose dice:

    QUE BUENA PINTA¡¡¡¡, BESOS

  3. Monique dice:

    Nunca hice musaka con marisco. Muy buena idea!!
    Lo que sí hago es pasar las lonchas de berenjena por el micro ondas para reducir el tiempo de cocción en el horno.
    Comí musaka en Grecia hace unos años, pero no acabó de gustarme porque llevaba una capa de patatas que más bien le restaban sabor y aumentaban el «llenado estomacal»: berenjena frita, patatas, bechamel, cordero, tomate frito (yo suelo mezclar el cordero picado y salteado con cebolla y tomate)y el queso de gratinado, ¡Contundente!

  4. carmen dice:

    Que rica y muy original.

  5. rosa dice:

    Muy original y seguro que te quedo buenísima

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *