Mejillones en escabeche

receta, cocina, mejillones, escabeche
Mejillones en escabeche
Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterEmail to someone

Los mejillones son el marisco proletario. Para mí son insustituibles en la preparación de arroces de pescado.

Es más, tienen tantas formas de prepararse que apabullan. En esta ocasión preparamos un clásico de lata pero hecho en casa.

Pese a que hay magníficas conservas de mejillones en escabeche, estos no tienen nada que ver con los envasados. Mi mujer y mi madre no soportan los de lata y estos les han hecho gracia. Probadlos. Igual os pasa lo mismo.

Ingredientes
  • 1,2 kg de mejillones (en bruto)
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de vinagre de vino
  • 1/2 vaso de aceite de oliva
  • 1 y 1/2 cucharaditas de pimentón dulce
  • Sal, romero, laurel, pimienta en grano
Al lío
  1. Limpiar los mejillones. Quitar las barbas, lapas, verdín, incrustaciones calcáreas… queremos utilizar el caldo que soltarán los mejillones.
  2. Poner vino en el fondo de una cacerola y los mejillones. Tapar y calentar hasta que el vapor del vino abra los mejillones.
  3. Separar la carne de lo mejillones y desechar las cáscaras. Reservar los mejillones.
  4. Colar la mezcla de vino y el agua de los mejillones que ha quedado en el fondo de la cacerola y reservar.
  5. Cortamos en juliana la cebolla, el blanco del puerro y la zanahoria.
  6. Sofreír la verdura con el aceite y un poco de sal (cuidado con la sal, que el agua de los mejillones tiene la suya).
  7. Cuando la verdura ya transparente, añadir el caldo reservado y el vinagre, y las especias elegidas (romero, pimienta en grano y laurel en mi caso).
  8. Subir el fuego para evaporar el líquido, el alcohol que pueda quedar del vino y aligerar el vinagre.
  9. Cuando lo que quede sea prácticamente aceite y verduras, añadir los mejillones y el pimentón.
  10. Un minutín para que coja temperatura y retiramos del fuego.
  11. Dejar enfriar. Cuando esté a temperatura ambiente, nevera. Al menos, 24 h. Cuanto más, mejor.
Indicaciones
  • Este preparado aguanta unos días en la nevera (milagros de la acidez del medio en los escabeches). Como la mayoría de los escabeches, mejora con los días. Es más, en bote hermético, se puede hacer una conserva.
  • Si preferís el aspecto clásico de los mejillones en escabeche, colad el caldito para separar las verduras. A mí me gustan casi más las verduras, así que lo dejo todo.
Progreso
Vamos a abrir los mejillones
Les quitamos las cáscara
Cortamos puerro
Rehogamos las verduras
Empaquetamos para meter en la nevera

¡A vuestra salud!

Podría gustarte también...

4 respuestas

  1. Marga dice:

    uffff me gustan los de lata, los de “no lata” todos, es un tutorial estupendo, bueno!!!!! con un buen panín de leña…la bomba, bsss

  2. rosa dice:

    Muy bueno. Me quedo con al receta para llevarla a la práctica. Los escabeches me gustan mucho aunque me da un poco de pereza hacerlos y al final los como menos de lo que desearía. Tus fotos dicen comeme, geniales

  3. marijose dice:

    Madre mia que pintaza tienen esos mejillones, me quedo la receta,

  4. Graci dice:

    Lo has explicado muy bien. Parece sencillo. Me gustan mucho los mejillones, me vuelven loca de cualquier manera, pero no se si yo tendría paciencia y esperar a que el escabeche mejore con los días. Con lo troglodita que soy, me los comería en el primer asalto. Tendré en cuenta tu receta. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *