Sopa de ajo de la yaya

ajo, cocina, entrante, receta, sopas
Sopa de ajo de la yaya
Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterEmail to someone
– “Esto es sopa castellana”.
Eso es lo que dije cuando mi mujer me sirvió un plato de la sopa que había estado haciendo.
– “¡Qué sabrán los castellanos! Esto es sopa de ajo como la que hacía mi yaya.”
Yo lo miré y lo probé. Y me reafirmé:
– “Pues esto es lo que ponen en los menús cuando de primero dice ‘Sopa castellana’.”
Total que la conversación acabó donde acaban las discusiones: En la Wikipedia. Y acabó así:
(Redirigido desde «Sopa castellana»)
La sopa de ajo es un tipo de sopa tipicamente castellana que contiene fundamentalmente agua o caldo, pan (que suele ser pan duro que ha sobrado de días anteriores), pimentón, laurel, ajo y aceite de oliva. Se trata de una sopa de origen humilde, estando como todo plato popular sometido a múltiples variantes, según la economía de la familia y los gustos del cocinero, por lo que es común que se le añadan otros ingredientes, como huevo, chorizo, tocino de cerdo frito, jamón, bonito, etcétera. En algunas comarcas del centro (Castilla y León y Madrid) y del norte de España es actualmente un plato asociado a la cocina de la Semana Santa.
Wikipedia
Así que, en base a la Wikipedia, los dos teníamos razón.
Aunque he de decir, en honor a la verdad, que la que aquí traemos no tiene ni jamón, ni chorizo, ni tocino… que siempre suelen aparecer en mayor o menor medida en las sopas castellanas que he podido probar. Esta sólo lleva ajo.
Y, por qué no decirlo, está mucho mejor que las que he probado hasta ahora.


Ingredientes
  • 2 cebollas medianas
  • 1 cabeza de ajos grande
  • 200 ml de zumo de tomate o tomate natural rallado
  • 125 ml de aceite de oliva
  • pan, si es del día antes mejor
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de pimentón del bueno
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 ½ de agua
  • 1 ramita de romero (opcional)
Al lío
  1. Pelar los ajos y cortarlos en láminas.
  2. Picar la cebolla.
  3. Cortar el pan en daditos.
  4. Poner el aceite en una olla, cuando esté caliente añadir el tomate y la cebolla. Sofreír durante unos 10 minutos removiendo de vez en cuando.
  5. Agregar el ajo y remover. Cuando el ajo se pueda cortar fácilmente añadir el pimentón, dejándolo sofreír ligeramente.
  6. Poner el agua y, cuando hierva, echar el pan y la ramita de romero. Dejar hervir unos minutos y sacar el tomillo.
  7. Por último agregar los huevos y remover bien para que el huevo se reparta.
  8. Cuando el huevo esté cuajado apagar el fuego. Dejar reposar unos minutos antes de servir.
Progreso
Ingredientes
Ajos cortados
Cebolla picada
La cebolla con el aceite, el tomate y la sal
Con los ajos
Cortamos el pan
Añadir el pimentón
Llevamos a hervor
Y dejamos con el hervor un rato

¡A vuestra salud!

Podría gustarte también...

2 respuestas

  1. Monique dice:

    Lo que no me cuadra es una sopa de ajo con cebolla? Las sopas de ajo de mi madre la verdad eran mucho más simple y solo con ajos, aceite, agua y pan y un toque de tomillo, ahora bien esa sopa solo se servía cuando alguno de nosotros andaba mal de la tripa :-(. La sopa castellana, prima hermana de esta que publicáis, ya me gusta más.

  2. Rosa dice:

    Te ha quedado una sopa estupenda ideal como cena para estos días de frío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *