‘Pilotes d’alquería’ con habas en salsa de morcillas

albóndigas, cocina, habas, menta, morcilla, receta
‘Pilotes d’alquería’ con habas en salsa de morcillas
Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterEmail to someone
Este guiso lo hicimos a mediados de marzo, que es la época de las habas por esta zona. La preparación de habas con ajos tiernos, alcachofa, longaniza o morcilla es muy habitual en esta época (sobre todo para las fiestas de la Magdalena, les “faves al tombet“).

Así que le dimos una vuelta de tuerca. Aprovechamos masa de albóndigas con hierbabuena que teníamos preparada. En esta zona, cuando le añades hierbabuena a un plato, se dice que “fa gust d’alqueria” (sabe a alquería). Cuando a una paella o a las pelotas les pones un poco de hierbabuena, es lo típico. Les “faves al tombet” también llevan, así que hierbabuena al lío.

Y el lío es un nuevo #díade… tuitero. Hoy, #díadelaalbóndiga, propuesto por @QueRicoRecetas y que se ha marcado este logo.

Logo gracias a @Quericorecetas

Ingredientes
  • 400-500 g de habas peladas (salieron de sobre 1,6-1,8 kg de habas con su vaina)
  • 3 morcillas de cebolla tiernas
  • 400 gr de magro de cerdo picado
  • 200 g de ajos tiernos
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • Tres ramas de hierbabuena fresca (ver foto abajo).
  • Piñones
  • Aceite de oliva, sal, pimienta
Al lío
  1. Mezclar la carne picada con un par de ramas de hierbabuena fresca y los piñones. Salpimentar a gusto.
  2. Con la mezcla de carne hacer las albóndigas. En casa, las hizimos pequeñas (un poco más grandes que una moneda de 2 €). Reservar.
  3. Pelar las habas si no lo están y reservar.
  4. Cortar los ajos tiernos en jardinera.
  5. En una sartén, con un poco de aceite de oliva, saltear los ajos tiernos hasta que empiecen a cojer un poco de color.
  6. Añadir las albóndigas y dorarlas.
  7. Cuando empiecen a tomar color, añadir las morcillas. El objetivo es que se “desbotifarren”, es decir, que se abran para luego retirar la tripa. Si las partís en trozos será más fácil.
  8. Cuando la morcilla deshecha se empiece a dorar (y a pegarse a la sartén, que todo es uno), añadir la salsa de tomate. Remover hasta que vuelva a empezar a pegarse (es decir, nada de tiempo).
  9. Añadir las habas, les damos dos vueltas y cubrimos con agua hasta que asome sólo la parte de arriba de las albóndigas.
  10. Llevar a hervor y bajar el fuego hasta que apenas burbujee. Hay que dejar cocer hasta que se hagan las habas (ver indicaciones para los tiempos).
  11. Hacia el final de la cocción, evitar remover con cuchara para que no se deshagan las habas más pequeñas. Es preferible voltearlas con la propia sartén (esa muñeca…).
  12. A poco tiempo del final, prácticamente cuando vayas a apagarlo, picar la última ramita de hierbabuena y añadir al guiso.
Indicaciones
  • No aconsejo el uso de olla a presión. Este guiso es de poco líquido y queda al final melosito, con lo que tiende a pegarse en la olla a presión si no tenemos muy muy claro el tiempo de cocción.
  • La cocción de las habas depende de su tamaño. En nuestro caso, había algunas ya creciditas y tomó prácticamente hora y cuarto hasta que las habas estuvieron a nuestro gusto. Si son más pequeñas, con 45 minutos puede ser suficiente.
  • Lo de la hierbabuena no es gratuito. En esta zona las habas se preparan con ella y la combinación es muy resultona.
Progreso
Pelando las habas
Ajos tiernos cortados
A la sartén
Vamos a dorar las albóndigas
La hierbabuena ya preparada para picar
Las morcillas “desmorcillándose”
Ponemos las habas
Y el agua
A media cocción

¡A vuestra salud!

Podría gustarte también...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *