Makis ibéricos a la Stendhal

Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterEmail to someone
En la búsqueda de cosas que hacer de entrante para Nochebuena me junté con varios conceptos:
  • Me apetece usar algo tan poco navideño como las morcillas.
  • Tiene que ser algo que pueda hacer rápido en serie y luego llevarlo a casa de mi madre sin más problemas.
Lo que salió es un remake de la tercera parte de la Trilogía Ibérica “Blanco y negro con tomate”, “Blanco y rojo con tomate” y “Rojo y negro con tomate”. El rojo y el negro ha resultado premiado.
Para que fuera rápido, a por bizcocho hecho con sifón y cocción en microondas (te evitas montar las claras, precalentar hornos, esperar 20 minutos de cocción). Después de alguna que otra prueba, más de un fallo y formulaciones que no me han dado el acabado esperado, la fórmula premiada es la de David Monaguillo (La Parroquia 2.0) en sus Bollicaos (de farinato y de trufa).
Unas palabras sobre los bizcochos de La Parroquia 2.0:
  • Se han ajustado tiempos de micro para 4 bizcochos simultáneos y mi microondas. Puede no servir para los demás, de la misma forma que los tiempos que proporciona David Monaguillo tampoco me funcionaron a mí. Hay que pobar.
  • Esta formulación produce unos bizcochos que doran fácilmente al pasarlos por la plancha (lo atribuyo a la miel, que los deja un pelín húmedos).
  • En la receta del bollicao con farinato, se aromatiza el bizcocho con comino. Yo he optado por la canela para acomodarlo a la morcilla.
En fin, de mayor yo quiero cocinar como David (me recuerdan por aquí que ya soy mayor y que ni por asomo…). Sea este remake un pequeño homenaje.
Ingredientes (16-18 “makis”)

  • 65 g de azúcar
  • 20 g de miel
  • 80 g de aceite (suave)
  • 60 g de leche
  • 75 gr de harina
  • 2 huevos
  • Sal, canela en polvo
Rellenos
  • 2 choricitos
  • 2 morcillas
Con tomate
  • 1 cebolla
  • 1/2 cucharadita de carne de pimiento choricero
  • 200 g de tomate triturado
  • Aceite, sal, pimentón, azúcar
Herramientas
  • Descorazonador de manzanas
  • Sifón de NO2 de 500 ml
  • Microondas
Consideraciones sobre los ingredientes
  • Estas medidas consiguen algo menos de 500 ml, justo para un sifón pequeño.
  • Los chorizos que tenía eran justo del diámetro adecuado. Las morcillas no. Veremos ambos casos.
  • En vez de chorizo, se puede usar chistorra, que ya viene en el formato justo.
  • Con queso también pueden estar buenos, pero al calentarlos se te puede escapar por abajo.
Al lío
Bizcochos
  1. Con la batidora mezclamos todos los ingredientes del bizcocho con una pulgarada de sal y un poco de canela en polvo. Batir muy bien, dejando una masa bien lisa para que no obstruya el sifón.
  2. Metemos la mezcla en el sifón, cerramos. Una carga, agitamos fuertemente.
  3. En un molde, llenamos hasta 1/3 con la mezcla del sifón.
  4. Al microondas, hasta que cueza, con cuidado de no pasarse.
  5. Dejar enfriar y desmoldar.
  6. Recortar con un cuchillo (el del pan puede ir bien) la parte de arriba que se ha secado.
  7. En una plancha o sartén y sin aceite, a fuego medio, dorar los bizcochos.
  8. Con el descorazonador de manzanas, le quitamos el centro a los bizcochos para poder rellenarlos.
Indicaciones para los bizcochos
  • Utilicé de molde unas tazas cilíndricas de 5 cm de diámetro y 6 cm de altura. Con cuatro tazas, microondas de 1000W, 1’50” el tiempo justo de cocción (me llevó todo un sifón de pruebas dar con el tiempo justo, no desesperéis).
  • No pongáis muy fuerte la plancha para dorar los bizcochos u os pasará como mi primera tongada, a la que le aparecieron caras y dejaron de ser cilíndricos.
Progreso
Justo para llenar el sifón
 

Relleno que cabe en el hueco
  1. Pasar por la plancha los chorizos.
  2. Cortarlos a la longitud de los bizcochos.
  3. Lo siguiente es casi pornográfico. Ya sois mayorcitos.
Relleno que no cabe en el hueco
  1. Pasar la morcilla por la plancha.
  2. Descartar la tripa.
  3. Con el relleno de la morcilla, rellenar el hueco del bizcochito.
Con tomate
  1. Cortar la cebolla, salar y rehogar en aceite.
  2. Cuando esté blanda, poner el tomate y la carne de pimiento.
  3. Dejar reducir durante 20 minutos mínimo.
  4. Rectificar de sal y si fuera necesario por la acidez, de azúcar. Dejar unos minutos más.
Emplatado
Sugerencia

¡A vuestra salud!

Podría gustarte también...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *