Roscón pa mojar

A ver. Aún a riesgo de que la mitad de los blogs de España acaben matándome, tengo que decirlo. Los Roscones de Reyes son una … Siempre se quedan. La gente escarba para ver si pillan el regalito y el Roscón se queda en el plato. Oí que el año pasado en un pueblo habían hecho roscones que, en uno de ellos, había un cheque de 3000 € para quien lo encontrara. Y lo pasaron mal porque varios días después, nadie había ido a reclamarlo. Resulta que se quedó en un trozo en una nevera y se lo comieron varios días después. Pero bien podría haber quedado en la basura.
Demasiada comida, demasiados días y lo de las frutas escarchadas… ¿Conocéis a alguien que le gusten las frutas escarchadas? Y el relleno de mazapán, de cabello, … Sólo falta que los rellenen de huevo hilado para acabar de cumplir con lo más rancio de estas fiestas…
Así que este año hemos enfilado lo práctico. Si se va a quedar, por lo menos que sea fácil de reciclar. Y se va a reciclar para desayunar. Así que nada de relleno, que luego a la hora de mojar es un campo de minas (medio durmiendo, la parte inferior se desprende y ¡splash!, café con leche for everybody).
Y por encima, lo justo para hacer bonito y que no dificulte el comerselo.
Ingredientes
  • 500 g de harina de fuerza
  • 250 g de leche
  • 50 g de mantequilla
  • 120 g de azúcar
  • 30 g de levadura fresca
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de agua de azahar
Al lío
  1. Poner la leche, la mantequilla reblandecida, el azúcar, la sal y el agua de azahar en robot, bol o lo que tengáis. Batir hasta que esté bien mezclado.
  2. Seguidamente incorpora la harina y la levadura. Trabajar hasta obtener una masa elástica y uniforme.
  3. Dejar reposar durante una hora aproximadamente, aumentará mucho su volumen (no llegará a doblar).
  4. Formar un roscón con la masa sobre la bandeja del horno cubierta con papel vegetal o cun una silicona. 
  5. Como no queremos perder los empastes comiendo el roscón NO pondremos ni figurita ni nada.
  6. Deja levar una hora en un sitio con ambiente tibio (el lavaplatos vacío después de un lavado es ideal, con una temperatura de unso 40 ºC. El horno enfriando después de otra preparación, también).
  7. Mientras tanto enciende el horno a 180º C, arriba y abajo (vaya, pues no podremos usar el horno para levar).
  8. Después de levar, introducir un aro de emplatar o un molde pequeño en el hueco del roscón para evitar que se cierre en el proceso de horneado (si tienes un molde con la forma, pues nada, lo dicho).
  9. Pintar la superficie del roscón con un poco de azúcar disuelto en agua con agua como glaseado. Decorar con, por ejemplo, un poco de almendra picada, unas perlas de chocolate… pero poquito, que esto va para mojar.
  10. Hornear durante unos 30 minutos (depende del horno y el tamaño, pero pinchando y comprobando el nivel de humedad interior, listo).
  11. Dejar enfriar un poco antes de comer (que más de uno se ha quemado intentando probarlo por quello del olor).
Progreso
¡A vuestra salud!

    También te podría gustar...

    2 Respuestas

    1. Jajajaja me ha encantado como has descrito las mañanas de muchos de nosotros con la caída en picado del roscón en el café…

      Ni lo intento, lo mío no es la cocina, pero sé donde se come muy bien en mi ciudad, Bilbao!

      http://www.theblackcity.com

    2. Monique dice:

      Tampoco me llevé roscon para mojar! así que me dediqué a hacer uno hoy…

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *