Semi cuscús

Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterEmail to someone
Nos gusta mucho la sémola del cuscús. Pero para dos, hacer el caldo y todos los complementos, resulta mucha comida. Así que lo hacemos a medias, es decir, sólo parte del acompañamiento.
Así, nos podemos poner morados de sémola sin tener que tirar nada.
Esta elaboración no es ni mucho menos la original, ni pretende ser un cuscús genuino. Es tan sólo una forma de acompañar los pinchos con la sémola… o de acompañar la sémola con unos pinchos… no sé qué acompaña a qué.

IngredientesSémola

  • 250 g de sémola de trigo precocida
  • 300 ml de agua
  • Sal
  • Ajo en polvo
  • Mantequilla

Pinchos

  • 2 pechugas de pollo grandecitas
  • 1 cucharadita de Tikka Massala
  • 6 cucharadas de vinagre de sidra
  • Ajo en polvo
  • Sal
  • Aceite

Garbanzos

  • 300 g de garbanzos
  • Agua, sal

Harissa

  • Harissa en pasta
  • Concentrado de tomate
  • Agua

Tfaya

  • 2-3 cebollas grandes
  • 80 g de pasas
  • 1-2 cucharaditas de ras-el-hanout
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Salsa Worcester
  • Sal, aceite
Al lío
Pinchos
  1. Cortar las pechugas en tacos de como 2-3 cm.
  2. En un bol, mezclar el vinagre, el tikka massala, una pulgarada de sal y otra de ajo en polvo.
  3. Añadir un chorreón de aceite y emulsionar.
  4. Poner los tacos de pechuga en la emulsión y remover hasta que todos los tacos queden impregnados.
  5. Dejar en la nevera por lo menos un par de horas.
  6. A punto y hora de servir, en plancha  o sartén muy caliente, saltear los tacos de pollo, incluso el adobo, hasta que estén dorados.
  7. Si queréis servirlo como un picho, ensartadlos después de saltear (son más fáciles de saltear sueltos).
Sémola
  1. Poner en una cacerola (con capacidad para 1,5 l o más) el agua, una pulgarada de sal y un poco de ajo en polvo.
  2. Llevar al hervor.
  3. Añadir la sémola, remover para igualar, cubrir con una tapa y retirar del fuego.
  4. A los 3 minutos, destapar y añadir un buen taco de mantequilla.
  5. Con un tenedor remover y soltar la sémola, incorporado la mantequilla, que se irá fundiendo.
  6. Una vez haya quedado suelto y la mantequilla se haya repartido por todo el contenido, cubrir de nuevo y dejar reposar unos 10 minutos.
  7. Pasar a un bol o una fuente y soltar todo lo que se pueda el grano.
  8. Remover y volver a soltar antes de servir.
Indicaciones para la sémola
  • La secuencia de cocción de la sémola suele funcionar para casi todas las sémolas precocidas (Ferrrero, Gallo, …). De todas formas, revisad del paquete de la que tengáis. Os indicará el procedimiento.
Garbanzos
  1. Lavar los garbanzos secos con agua tibia.
  2. En un bol, poner los garbanzos en agua tibia con sal y dejar remojar 24 horas.
  3. Escurrir, lavar y poner en abundante agua con sal.
  4. Cocer hasta que estén mantecosos, lo que depende del agua, de lo secos que estuvieran los garbanzos, de la presión atmosférica, de si llueve, de si es martes…
Indicaciones para los garbanzos
  • Se puede añadir alguna especia a la cocción del garbanzo, incluso hacerlo en caldo. A vuestro gusto. A mí, me gustan tal cual, hervidos con un poco de sal.
Harissa
  1. En un bolecillo, mezclar la pasta de harissa con el tomate concentrado.
  2. Añadir un poco de agua o caldo para aligerarla un poco.
Indicaciones para la harissa
  • La harissa pica. Por lo general, bastante. He utilizado el tomate concentrado para que los comensales se la puedan dosificar más fácilmente, rebajando lo que pica cada porción. Si sois muy machos, pues sola, oye.
Tfaya
  1. En abundante aceite de oliva (no seáis rácanos), rehogamos la cebolla con un poco de sal, cortada en juliana.
  2. Cuando empiece a ablandar, añadimos el ras-el-hanout. Removemos hasta homogeneizar.
  3. Dejamos 5 minutillos y añadimos las pasas y un buen chorreón de salsa Worcester.
  4. Removemos y dejamos el fuego bajo para que vaya confitando la cebolla.
  5. Retiramos del fuego a los 30-45 minutos. Básicamente cuando veáis que la cebolla ya está confitada.
Indicaciones para la tfaya
  • No es el procedimiento habitual para hacer la tfaya (que implica agua o caldo, y posterior reducción), pero la cebolla confitada queda muy buena.
  • Vale más que os paséis de pasas que quedarse corto.
Servicio
  • Servimos todo por separado sobre la mesa, caliente, y a comer. Cada cual que combine lo que más le guste.

Progreso

Adobo de las pechugas
Pechugas con el adobo
Cebolla para la tfaya

Añadimos el ras-el-hanout
Y las pasas
Harissa y tomate concetrado
Con un poco de agua, soltamos la mezcla
Sémola
Añadimos la mantequilla
Preparando los pinchos
Presentación

¡A vuestra salud!

Podría gustarte también...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *