Praliné

El praliné (a no cofundir con la praline) o pasta praliné es un preparado a base de avellanas y caramelo, muy utilizado como relleno de bombones, pero con un montón de aplicaciones.

La receta es muy fácil, pero nos servirá de base para otras preparaciones.

Ingredientes

  • 80 g de avellanas tostadas
  • 50 g de azúcar
  • Agua, zumo de limón
Consideraciones sobre los ingredientes
  • La proporción es 60/40, que le da un tono más amarguito. Podéis ir a proporciones 50/50 o incluso 70/30.
  • Las avellanas deben estar lo mejor peladas posible (quitando las pequeñas pieles marrones)
Al lío
  1. En una sartén, mezclar el azúcar con un chorrito de agua y unas gotas de zumo de limón.
  2. Caramelizar, removiendo de cuando en cuando.
  3. Cuando el caramelo esté hecho, apagar el fuego.
  4. Añadir las avellanas enteras y remover para que se impregnen del caramelo.
  5. Verter sobre un papel de horno en una superficie fría para que el caramelo cristalice.
  6. Una vez duro el caramelo, triturar el conjunto en un triturador de cuchillas hasta obtener una pasta cremosa.
Indicaciones
  • No oscurezcáis demasiado el caramelo, a riesgo de amargar en exceso.
  • No desesperéis en el triturado. Inicialmente, obtendréis una especie de crocanti. Después, pasará a polvo. Hay que insistir, porque ese polvo empezará a soltar aceites de la avellana, lo que comenzará a ligar el praliné.
Progreso
Ingredientes
Inicio del caramelo
Atentos aquí, porque queda muy poco
Añadimos las avellanas
Esperamos a que enfríe
A la picadora
¿Veis al fondo como empieza a hacerse una pasta?
Se acabó.
¡A vuestra salud!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *