El increíble Hulk en crema

Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterEmail to someone
Hace frío y apetece una sopita para cenar. Un caldito, una crema… Pues hoy hemos hecho lo que se tomó el increíble Hulk para volverse verde.
Ingredientes
  • 3 puerros
  • 3 calabacines
  • 400 g de espinacas
  • 2 zanahorias
  • Leche, caldo de verduras o agua
  • Aceite de oliva, sal, pimienta
Al lío
  1. Cortar las puntas secas (pero no quitar el verde) y las raíces de los puerros.
  2. Cortar el peciolo y el culo del calabacín.
  3. Cortar la parte seca del tallo de las espinacas.
  4. Lavar muy bien (sobre todo el verde del puerro y las espinacas).
  5. En una cacerola grande, rehogar con un poco de aceite (¡un poco, eh!) los puerros (parte verde incluida, que de algún sitio tiene que venir el color), troceados. Puede ponerse un poco de sal para que suden mejor, pero poca.
  6. Mientras, en otra cacerola, ponemos a cocer las zanahorias troceadas con agua y sal. Cuando esté cocidas y blanditas, escurrimos y reservamos.
  7. Cuando estén ya blanditos, añadimos el calabacín troceado, con piel y todo.
  8. Seguir rehogando. Veréis que el calabacín empieza a soltar líquido y el conjunto se convierte en una especie de pasta.
  9. Añadir las hojas de espinacas cortadas. Seguir rehogando hasta que las espinacas hayan cogido un color más oscuro.
  10. Añadimos un poco de líquido (leche, en mi caso) para facilitar el trabajo de la batidora.
  11. Con la batidora y en el mismo perol (que así no hay que fregar tanto), nos aplicamos a fondo hasta obtener un puré homogéneo.
  12. Añadir líquido hasta obtener la textura deseada (lo nuestro era más un puré ligero que una crema). No os paséis de ligero porque el sabor es muy sutil y lo perderéis si la alargáis demasiado.
  13. Ajustar de sal y pimienta. Remover y guardar caliente.
  14. Aparte, en un mortero o picadora de cuchillas, reducimos a pasta las zanahorias con un poco de aceite. Añadimos agua hasta que quede entre crema y puré.
  15. Cargamos un biberón de cocina con la crema de zanahoria.
  16. Servimos la crema verde en plato o bol y decoramos la superficie con la crema de zanahoria (espiral, carita sonriente, la Gioconda, …).
  17. Servir calentito.

Progreso

El puerro cortado. Véanse los rabos verdes.
El calabacín cortado. Véase la piel
En la cazuela
Ponemos las hojas de espinaca troceadas
Ya batida

¡A vuestra salud!

Podría gustarte también...

6 respuestas

  1. galletanas dice:

    lo que mas me gusta del invierno, las sopitas y las cremas.

  2. ¡Voy corriendo a por una cuchara!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *