‘Cocretas’, más ‘cocretamente’ de salami

La primera vez que oí la palabra ‘cocreta’, no podía creerlo. Me resulta más difícil decirla que la palabra original, croqueta. No me podía creer que la gente que lo utiliza lo hiciera porque le resulta más fácil usar esta forma. Y cuando el diccionario de la RAE dio por correcta la acepción, pensé que el fin del mundo conocido había llegado y que los Mayas habían errado la fecha.
Si bien parece que el mundo no se ha acabado, hay cosas que no cambian. Las croquetas (me resisto al neologismo) son de bechamel… o no. También las hay de patata. Y llevan pollo. O jamón. O bacalao. O setas. O… Vale, comprendido. Está poco definido el tema.
Como a mí la bechamel no me mata, pues he cambiado el aglutinante. Y como de lo más habitual ya hay un montón de recetas, pues oye, salami, que no está muy extendido en la gastronomía, para qué engañarnos.
Ingredientes
  • 6 cortadas de salami
  • 100-150 g de queso crema (tipo Philadelphia)
  • Ajo en polvo (opcional)
  • Pan rallado
  • 1-2 huevos
Al lío
  1. Desmenuzar las cortadas de salami en la máquina de picar de cuchillas.
  2. Añadimos el queso crema, espolvoreamos un poco de ajo en polvo y lo picamos todo hasta obtener una pasta más o menos homogénea.
  3. Formar las croquetas con los dedos y pasarlas por pan rallado para estabilizarlas.
  4. Batir los huevos en un bol.
  5. Pasar las croquetas por el huevo batido.
  6. Volver a empanar con pan rallado.
  7. Poner las croquetas en una bolsa de congelación y poner al congelador.
  8. Tras un mínimo de dos horas, calentar aceite abundante en una sartén para fritura.
  9. Sin descongelarlas, freír las croquetas en el aceite muy caliente, lo justo para que tomen color.
  10. Servir tras templar.
Indicaciones
  • Al tener que congelar, las podéis guardar para otro día, porque ¿Quién no ha comido croquetas congeladas alguna vez?
  • La fritura debe ser visto y no visto, lo justo para dorar y girándolas para que vayan cogiendo color uniformemente. Si esperáis demasiado o un lado se hace mucho más que otro, despanzurrarán. Alguna de las mías se abrió un poco, entre otras cosas porque no esperé el suficiente tiempo de congelación. Cuanto más congeladas, mejor. Si se hace mucho por una cara, al calentarse el relleno se saldrá por el lado que no está frito.

Progreso

Relleno de las croquetas
Haciendo las bolitas
Primer empanado
Pasar por huevo
Segundo empanado
Al congelador
Fritura

¡A vuestra salud! Pin It

También te podría gustar...

16 Respuestas

  1. Ohhh qué ricas!! Sin bechamel! Me dejas alucinada, esto tengo que probarlo 😀
    Un beso!

  2. Fentdetutto dice:

    Buena pinta desde luego. Tengo clavado en la memoria el sabor del salami desde la semana pasada y tienen que estar muy sabrosas. Si ayer hablando de esferificaciones, sabía que algo ibas a sacar al final.
    Ahhh y me gusta más llamarles Concretas o Cloquetas, jajajaja.
    La receta parece sencilla y con un sabor garantizado.
    Que pases buen día.

  3. Pues para no gustarte los neologismos, estás de lo más innovador. Impresionada me has dejado con la combinación. Nunca se me habria ocurrido poner queso en crema (tengo poquita imaginación, se ve), pero me llama mucho más que la bechamel, que ya la tengo muy vista.
    Unas «cocletas» (esta nos faltaba) impresionantes, sí señor!
    Saludos!
    Raquel

  4. nancy dice:

    Qué originales!!me gusta la idea!!

  5. Originales son un rato, tienen que estar ricas

  6. Elena dice:

    Qué buena idea!!! Te las voy a copiar!!! Deben estar de #pecadomortal ;o))

  7. megacampiona dice:

    Me uno al club de los que no les gusta la bechamel! Y estas cocreticas (mi abuela dixit) tienen una pinta estupenda 🙂

  8. Qué buenas estas cocretitas !!, son diferentes, pintan deliciosas 🙂

    Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *