Faláfel [Cocina de la India #001]

Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterEmail to someone
Anoche decidimos darnos un festín de comida de la India. Desde que cerraron el único restaurante de este tipo de comida que había en Castellón, no podemos disfrutar de esas comidas especiadas.
Así que me puse manos a la obra y recopilé recetas, revisé proporciones e hice algunas pruebas.
Había decidido hacer palak paneer, daal, garlic naan  y onion bhajji, cuando mi mujer dijo «Pues yo quiero hacer faláfel».
Faláfel. La primera vez que comí faláfel fue en una restaurante libanés. Recuerdo también que era bastante amargo y que no me gustó. Más tarde averigüé que era la variante elaborada con habas, después de comerme un faláfel de garbanzos exquisito que estuve a punto de rechazar por la mala experiencia anterior.
Faláfel. «Pero eso no es de la India», le dije. «Pues me da igual, me apetece». Lo cierto es que se encuentra habitualmente en la cocina de oriente medio y parte del norte de África. Y con ese origen lo conocía. Pero después de revisar la Wikipedia, sitúa su origen en la India, y su consumo es usual en India, Pakistán y Oriente Medio.
Así que, al final, sí era de la India, con lo que se cayó el daal de mi menú.
Ingredientes
  • 300 gr. de garbanzos secos
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 2 cucharaditas de cominos molidos
  • 2 cucharaditas de cardamomo molido
  • 1 cucharada de semillas de sésamo
  • 2 guindillas o cayenas
  • Sal, aceite de oliva

Al lío

  1. Dejar los garbanzos en remojo 24 horas antes.
  2. Sacar los garbanzos del agua y dejarlos escurrir.
  3. Picar con la picadora la cebolla con el ajo, el perejil y la guindilla.
  4. Añadir los garbanzos, el comino, el cardamomo y la sal y seguir picando hasta que los garbanzos estén en trozos del tamaño de sal gorda (más o menos).
  5. Añadir la semillas de sésamo y remover con una cuchara. 
  6. Dejar reposar media hora fuera de la nevera.
  7. Si no tenemos un molde para faláfel, utilizar un cortapastas pequeño para presionar la mezcla hasta que quede muy compacta.
  8. Freír en abundante aceite muy caliente hasta que esté dorado.
  9. Sacar y poner sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite.
  10. Servir con pan de pita, un poco de ensalada y salsas.
Indicaciones
  • Los garbanzos se ponen crudos, sólo remojados. No se hierven. Si los hervimos, conseguiremos una pasta que no se hace crujiente al freír y que se desmonta con facilidad.
  • No hay que picar el garbanzo hasta molturarlo completamente, debe quedar con cierta textura granulosa.
  • Compactar bien las croquetas, ya que tenderán a deshacerse en la fritura.
  • Veréis que los faláfel tienen forma de florecita. Es el único cortapastas de pequeño tamaño que teníamos disponible.

Progreso

Ingredientes
Primer picado
Verdura y especias picadas
Ponemos los garbanzos
Picamos
Moldeamos

¡A vuestra salud! Pin It

Podría gustarte también...

7 respuestas

  1. Oli dice:

    Yo lo encuentro realmente exquisito. Perfectos. Un besote de OLi de ENTREBARRANCOS

  2. Anonymous dice:

    Es bueno pero no es indio. Es típico de Libanon y algúnos países árabes. Pero lejos de India.

    • Cito parte del texto que acompaña la receta:

      Faláfel. La primera vez que comí faláfel fue en una restaurante libanés. Recuerdo también que era bastante amargo y que no me gustó. Más tarde averigüé que era la variante elaborada con habas, después de comerme un faláfel de garbanzos exquisito que estuve a punto de rechazar por la mala experiencia anterior.

      Faláfel. «Pero eso no es de la India», le dije [a mi mujer]. «Pues me da igual, me apetece». Lo cierto es que se encuentra habitualmente en la cocina de oriente medio y parte del norte de África. Y con ese origen lo conocía. Pero después de revisar la Wikipedia, sitúa su origen en la India, y su consumo es usual en India, Pakistán y Oriente Medio.

      Un saludo.

  3. Anonymous dice:

    Hola, hice una receta de falafel con garbanzos, perejil, ajo, cebolla, sal, pimienta, comino y un poquito de bicarbonato. No se compactaron, y no quiero ponerles harina. Viendo la foto de tu masa, así más o menos quedó la mía.Ayuda?

    • Hay que compactar bien la masa al formarlos y el aceite tiene que estar muy caliente y muy abundante para que se tuesten rápidamente y no se enfríe el aceite al ponerlos a freír. de todas formas, siempre sueltan un poco de residuo al freírlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *