Pilotes de frare (Buñuelos rellenos de crema) [Cocina de supervivencia Magdalenera #002]

Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterEmail to someone

Bajo este nombre entre escatológico y satírico (pelotas de fraile) se esconde uno de esos pastelitos que siempre están en las pastelerías, junto al milhojas de nata y el merengue de café que tantas alegrías proporcionan a la gente mayor. Lo cierto es que conozco a pocos jóvenes capaces de zamparse un merengue de café.
Pero este pastelito, en parte masa de sartén, en parte crema pastelera, no es de los más empalagosos que se pueden encontrar. 
Habida cuenta que los buñuelos, en sus múltiples formatos, suelen acompañar las fiestas en esta zona, “les pilotes de frare” son de lo más adecuado como postre “festero”. Y por eso las hacemos para el primer sábado de Magdalena, en ese picnic urbano al que nos abocamos tras la primera “mascletà”.
(Basado en la receta aportada por Fernando Nos)

Ingredientes
Para la pasta

  • 1/2 vaso de huevos (3 huevos)
  • 1/2 vaso de azúcar
  • 1/2 vaso de agua tibia
  • 1/2 vaso de leche
  • 1/2 vaso de aceite de girasol
  • 1 pastilla de levadura natural
  • Harina, la que admita
  • Ralladura de una cáscara de limón

Para la crema

  • medio litro de leche
  • 10 cucharadas de azúcar
  • 1 cáscara de limón
  • 1 barrita de canela
  • 2 yemas de huevo
  • 2 cucharadas de harina de maíz
Consideraciones sobre los ingredientes
  • Esa cantidad de harina indeterminada (en el lenguaje críptico de las mujeres locales “harina, la que admita”) es siempre una pequeña pesadilla. La experiencia demuestra que suelen ser en torno a 200 gr de harina, por cada huevo utilizado, pero en realidad hay que poner una cantidad que nos permita manejar la masa con las manos para hacer pelotitas.

Al lío

Para la masa
  1. Batir bien los huevos con el azúcar.
  2. Añadir la pastilla de levadura disuelta en agua templada.
  3. Añadir la leche y el aceite.
  4. Añadir la harina poco a poco hasta conseguir una masa ligera que se pegue un poco a los dedos.
  5. Dejar reposar la masa un par de horas, a ser posible en un lugar templado y oscuro.
  6. Mientras la masa reposa, hacer la crema.

Para la crema

  1. Apartar un poco de leche en un vaso para poder disolver la harina de maíz y las dos yemas. Remover bien.
  2. Calentar el resto de la leche con el azúcar, el limón y la canela y llevarlo a ebullición.
  3. Añadir el contenido del vaso poco a poco y sin dejar de mover con las varillas.
  4. Remover pacientemente hasta que se empiece a cuajar.
  5. Cuando empiece a tener consistencia de natilla separar del fuego y dejar enfriar.

Haciendo las pelotas

  1. Cuando la masa haya crecido, hacer bolitas con las manos untadas en un poco de aceite.
  2. Dejar que crezcan un par de horas.
  3. En un sartén con abundante aceite de girasol freír las pelotas hasta que estén doradas.
  4. Escurrir sobre papel de cocina.
  5. Cuando estén frías, cortar por la mitad y rellenar con la crema.
  6. Rebozar con azúcar.
Indicaciones
  • Esta vez hemos hecho sólo la mitad de la masa de pelotas pequeñitas para comerlas de dos bocados y salen unas 40 pelotitas. Hemos vaciado un poco la miga para que cupiera algo más de crema y no tuviéramos problemas con el transporte, ya que iban a estar toda la mañana de ruta por Castellón.
  • Las pelotitas son muy blandas tras el segundo levado y es conveniente manipularlas lo menos posible porque perderán su forma al freírlas. Pero si esto ocurre tampoco hay que preocuparse demasiado, lo importante es que estén sabrosas.

Progreso

Ingredientes
Mezcla
Masa
Ingredientes de la crema
Leche aromatizada
Yemas de huevo
Espesado
Bolitas para levar
Bolitas fritas
Relleno
Azucarado
¡A vuestra salud! Pin It

Podría gustarte también...

6 respuestas

  1. Elena dice:

    Disfruto conociendo recetas nuevas. Pero aún más cuando son parte de nuestra tradición. Creo que ése es el ingrediente secreto que hace de ellas algo especial. Y estas “pelotas de fraile” lo son… Me encantaría probarlas!!!

  2. Fentdetutto dice:

    ¿Esto no es pecado Padre? Madre del amor hermoso que pinta que tienen. Los había probado una vez en Castellón pero estos te han salido espectaculares. Buffff,, me traen muchos recuerdos estos buñuelos. Te han quedado de 10. Vamos, yo de ti me ponía un puesto por las calles de Castellón estos día y te forrabas sí o sí.
    Enhorabuena!

  3. Silvia dice:

    Nunca he probado estos buñuelos, pero tienen una pinta estupenda.
    Que a gustito me comía ahora uno…
    Este año la Magdalena y las Fallas van casi a la par, que disfrutes mucho.
    Besetes!!

  4. Vaya Buñuelos ¡¡¡ Para sobrevivir en la Magdalena, pues Viva la Magdalena. Que fiestas ¡¡¡

    Un abrazo.

  5. Anonymous dice:

    lo probare porque me encanta

  6. Te felicito tienen muy buena pinta, yo hice también unas bolitas pero un poco diferentes, y también la ssubí a mi blog.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *