Gnocchi de patata con salsa de queso La Peral [Ñoquis #003]

Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterEmail to someone
Siempre he tenido un problema. Las salsas n-quesos (2 quesos, 3 quesos, …, n-quesos, cuando n, últimamente, tiende a infinito). He llegado a ver hasta “a los cinco quesos”. Al final, no sabes que queso(s) estás comiento. Y en cuestión de quesos, a mí me gusta conocer los matices.
Por eso, en esta receta he usado un queso con nombres y apellidos. Además, sólo está el queso. Ni sofritos, ni brandy, ni caldo. Queso, nata como medio homogéneo para que se mantenga fluido, sal (poquita, que el queso ya lleva) y pimienta. Ni siquiera queso rallado por encima.
Porque me gusta saber qué queso estoy comiendo.
Ingredientes (4 personas)
  • 400 g de ñoquis de patata
  • 200 g de queso La Peral
  • 100 ml de nata (18% MG)
  • Sal, pimienta
  • Cebolla frita crujiente (opcional)
Consideraciones sobre los ingredientes
  • El queso La Peral queso azul que se produce en Asturias. Es extremadamente untuoso, como el Roquefort, pero no es tan seco (de sabor, no de textura) como el Cabrales. ¿Se puede poner otro? Por supuesto. Azul, Roquefort, Cabrales, Gorgonzola, Stilton… Es recomendable un queso fuerte para darle vidilla a los ñoquis.
  • La cebolla frita crujiente la podéis comprar ahora en casi cualquier supermercado. Sino, un par de cebollas, cortadas en macedonia, bolsa de plástico, 4 cucharadas de harina dentro de la bolsa, ponemos la cebolla dentro de la bolsa, agitamos y fritura en aceite muy, muy caliente. Sacar cuando dore y escurrir en papel absorbente.
Al lío
  1. Preparar los ñoquis de patata tal y como indicamos aquí. No hay que cocerlos todavía.
  2. En una sartén ponemos el queso cortado groseramente y la nata. 
  3. Calentar suavemente y remover para que se funda el queso pero que no llegue a hervir.
  4. Cuando se haya fundido el queso, ajustar de sal y pimienta. Reservar caliente.
  5. Cuando la salsa esté ya hecha, coceremos la pasta (la salsa espera a la pasta, nunca al revés).
  6. Como siempre para pasta, 1 l de agua para 100 g de pasta, 10 g de sal por cada litro de agua (aprox, una cucharada rasa de sal).
  7. Cuando rompe el hervor, poner la pasta toda a la vez (para que la cocción sea uniforme).
  8. Tapar y poner el fuego al máximo para recuperar el hervor inmediatamente. Cuando vuelva a hervir, bajar el fuego para mantener el hervor.
  9. Cuando empiecen a flotar los ñoquis, retirar del agua con una espumadera, escurrir y ponerlos dentro de la salsa inmediatamente.
  10. Espolvorear con la cebolla frita crujiente.
Progreso
Queso en la sartén con la nata
El queso ya fundido y mezclado con la nata
¡A vuestra salud!

Podría gustarte también...

4 respuestas

  1. Vino y Miel dice:

    Qué buen plato y con esa salsita de queso tiene que estar de vicio.

  2. Monique dice:

    Yo también prefiero un solo queso. La mezcla de muchos es una pérdida de sabores…a menos que tengamos culines de quesos para “ventilar”

  3. Fentdetutto dice:

    Los Gnocchi hechos a mano dan bastante faena y no sé el motivo, pero cuando los como me saben a poco. Con mis alumnos los probé a hacer de yuca y calabaza. El resultado siempre era el mismo, comías 4 y ya te sientes lleno. Creo que la mejor combinación es la tuya, con queso. He probado con otras salsas y nunca he terminado de cogerle el feeling con el tomate, pero como se dice, para gustos colores.
    Un saludo.

  4. Elena dice:

    Estupendo plato!! Y me ha encantado el truco, que no conocía, para hacer la cebolla crujiente en casa. Siempre que puedo, procuro evitar comprar ingredientes precocinados. Me lo guado!! Besos ;o))

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *