Mandonguilla surprise

Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterEmail to someone
Algunos deben estar preguntándose que es esto de “mandonguilla”. Pues es como llamamos por aquí a las croquetas, particularmente las que se suelen hacer con patata en vez de bechamel.
Las más famosas son las “mandonguilles d’abaejo” (sí, “abaejo”, porque dicen que se escribe “abadejo”, pero aquí lo de la d…), lo que vienen a ser una especie de croquetas hechas con bacalao y patata que no se empanan, sólo se pasan por huevo.
El único problema para eso es que el puré de patata que se usa es consistente. Digamos que son un plato con mucho fundamento. Para aligerarlo un poco, he decidido empanar para que las croquetas mantuvieran su forma pero que el relleno no fuera tan consistente.
Las hemos hecho pequeñas (como una moneda de 2 €, más o menos). En uno o dos bocados, lista.
Ingredientes
  • 1 kg de patatas
  • 5 cl de leche
  • 50 g de pan rallado
  • 2 huevos
  • Sal, aceite de oliva
  • Relleno ‘surprise’
Consideraciones sobre los ingredientes
  • El relleno ‘surprise’ puede ser, como usé yo en la primera prueba, salsa brava que después congelé (como podéis ver en las fotos). La receta de la salsa brava es la de Comoju (que me convenció de que se puede conseguir una unificación de la salsa brava). El resultado son croquetas bravas, con su patata y su canesú. Las de la foto principal son de sobrasada, ya que las bravas las hice para una cena nocturna en casa y no pude (ni tampoco tenía la luz adecuada) fotografiarlas ya terminadas. Las volví a hacer para poder hacer la foto, pero variando el relleno. Quiero probar a hacer unas con all-i-oli, con espinacas a la crema (esa que venden congelada en cubos), picadillo de jamón, salsa de tomate (congelada, troceada)…
  • Una de las versiones la hice con puré de patata de sobre, en el más puro estilo Falsarius. ¿Cómo? Reduciendo un poco la cantidad de líquido que pone en la preparación, para que el puré salga espesito. ¿Por qué usar puré de patata ya preparado? Pues cuando las patatas que tienes en casa salen un poco “gomosas” y el puré es un poco viscoso, no se puede manejar. La variedad de patatas influye. Y como tenía gente a cenar, hubo que improvisar.

Al lío

  1. Hervir las patatas. Yo las hice enteras sin pelar al vapor en olla a presión, unos 15 minutos según el tamaño de las patata. 
  2. Pelar las patatas (si no lo estaban).
  3. Pasar por el pasapurés.
  4. Añadir un poco de leche hasta obtener un puré que se pueda moldear con las manos, pero que esté un poco más ligero que la patata hervida únicamente.
  5. Con el puré de patata, hacer con las manos una pelotita del tamaño de una moneda de 2 €.
  6. Aplastarla contra la palma de la mano.
  7. Poner un pedazo de relleno. En las fotos podéis ver los pedazos de salsa brava congelados. Un trozo de bacalao, chorizo, sobrasada, …
  8. Ahuecar la mano, de forma que se haga un saquito, del que cerramos los bordes envolviendo el relleno.
  9. Una vez cerrado, redondear con las dos manos planas paralelas.
  10. Pasar las bolas que van saliendo por pan rallado.
  11. Batir los huevos en un recipiente profundo.
  12. Pasar las bolitas empanadas por el huevo batido y de nuevo en pan rallado (lo que viene a ser un doble empanado).
  13. Envasar las croquetas para congelar. Deben estar congeladas (al menos, bastante frías) para poder dorarlas bien sin que empiecen a abrirse al freirlas.
  14. Freir en aceite de oliva bien caliente hasta que doren, justo ante de servir
Indicaciones
  • Di sois diestros en la fritura, os podéis arriesgar sin doble empanado y con congelación, pero puede salir mal, es decir, que se os destripen al freírlas.

Progreso

Salsa brava para entrar en el congelador
Haciendo el puré
Salsa brava congelada
Pedacitos congelados para el corazón de la croqueta
Aplanamos
Ponemos el relleno
Cerramos y empanamos
Pasamos por huevo
Y volvemos a empanar

¡A vuestra salud!

Podría gustarte también...

9 respuestas

  1. afizionau dice:

    La verdad es que serán monedas de 2 euros, pero en la foto se ven ENOOOOOORMES!!

    me parece una idea genial para sorprender en casa como entrante!
    Me la apunto!

  2. Espe dice:

    no conocia el nombre ni la hlaboracion.me ha parecido curiossiimo lo de congelar la salsa

  3. Lídia dice:

    que curiosa receta, en mi tierra mandonguilla es lo que en castellano conocemos como albóndigas.
    yo también me la apunto

    • Aquí también son mandonguilles las albóndigas, pero las croquetas (particularmente hechas con patata y bacalao, enhuevadas y fritas) también se llaman mandonguilles… porque ¿Cómo se dice croqueta en catalán? La traducción “croquetes” que he encontrado tiene pinta de contaminación del castellano…

  4. Muy ricas estas Mandonguillas ¡¡¡ De donde soy yo las Mandonguillas son Albondigas y tus mandonguillas les llaman Bombas. Pero se lamen como se llamen yo me comia estas Mandonguillas que tienen una presentación y un corte ………..

    Un abrazo.

    • Las bombas (como yo las conozco) suelen ser un poco más grandes. Mi intención era hacerlas como los “Bocaditos de patata” congelados que me zampaba cuando era pequeño. Tan pequeñas no me han salido (es muy difícil ponerle un relleno), pero no tan grandes como las bombas o las patatas rellenas de carne que hacen en Asturias.

  5. nebulina dice:

    Me declaro fan de todo tipo de fritos, estos incluídos 🙂
    Un saludo!

  6. oye q curioso, tiene que estar bien rico

  7. Elena dice:

    Javier, en mi casa las conocemos como bombas de patata. Es un plato estupendo para preparar con niños. Yo las hago con mi hijo. Disfrutamos mucho preparándolas y, después comiéndolas. Eso sí, hacemos versiones más suaves: con salchichas y atún con tomate, con jamón york y queso…. Muuuuy ricas!!! Besos ;o))

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *